10 cosas que NO debes hacer en una sesión de fotos

Hace poco escribí un artículo donde repasaba todo lo que necesitas saber antes de hacer una sesión de fotos de desnudos con modelos mujeres. En esta ocasión, quiero profundizar en algunos de los puntos que mencioné en dicha publicación y enfocarme exclusivamente en todo lo que deberías evitar, siempre que hagas sesiones fotográficas sensuales, boudoir, eróticas o de desnudo (y cualquier otro tipo de fotos, la verdad).

Este artículo contendrá una pequeña lista de 10 cosas que jamás deberías hacer, espero que sea de ayuda y te evite a ti (y, por sobre todo a tu modelo) una mala experiencia.

Si no quieres leer, acá puedes ver la versión en video de este artículo:

Fotografia BOUDOIR 10 cosas que nunca debes aceptar (o hacer) en una sesión de fotos.

Introducción

Antes de comenzar con la lista, quiero tomarme un par de párrafos para explicar la motivación detrás de escribir este artículo.

Como fotógrafo, me ha tocado muchas veces (más de las que me gustaría) escuchar historias de terror de parte de modelos que han tenido experiencias terribles con otros “fotógrafos”; abusos, violencia, acoso, e incluso en casos más extremos, violaciones.

Por lo mismo, creo que es importante que todos ustedes que están interesados en entrar en esta área de la fotografía, sepan que el mundo al que entran es uno muy desgastado y dañado por dichos depredadores que ensucian la profesión fotográfica. Además, espero que este artículo pueda servirles no sólo como una guía básica de comportamiento, si no también, como advertencia: viven en un mundo globalizado, constantemente conectado, si hacen daño, abusan, acosan o violan, tarde o temprano pagarán, y nunca de buena forma.

Que NO hacer en una sesión de fotos

1. Nunca le prohíbas a tu modelo que vaya acompañada a una sesión

Nuestro rol como fotógrafos es hacer sentir a las modelos cómodas. Sobre todo si el tipo de fotos que están haciendo implica exponer su cuerpo parcial o completamente ante nuestros ojos y, posteriormente, ante los ojos de miles de personas en redes sociales o web.

Por lo mismo, nunca debes negarle a una modelo la opción de ir acompañada; no importa si va con una amiga, con un familiar, o con su pareja, está en todo su derecho a acudir con compañía para sentirse más segura, sobre todo si no tiene conocimiento previo de ti.

Muchos dirán que la presencia de un tercero (sobre todo la pareja de la modelo) puede generar incomodidad y por lo tanto, es preferible evitarla. No se los voy a negar, en muchas ocasiones puede ser incómodo, pero parte de nuestro trabajo como profesionales es saber llevar las situaciones y manejar la incomodidad o erradicarla completamente de las sesiones en las que trabajemos.

Tip: lo que yo generalmente hago, es exponerle la situación a la modelo, le explico que ir acompañada puede generarle más incomodidad que tranquilidad (puede darle vergüenza posar sexy ante un amigo o familiar), pero siempre dejo la decisión en sus manos. Le informo de los pro y los contra que la compañía puede generar y, en el caso específico de las parejas, siempre les digo que conversen antes con su pareja y les expliquen el tipo de fotos que van a hacer, para evitar malos entendidos en el futuro.

Ahora, hay algo importante que dejar claro: a todos los fotógrafos les tocará vivir sesiones incómodas; quizás porque no pudieron entrar en confianza con la modelo, o porque son introvertidos y les cuesta expresarse, o por la presencia de un tercero (amigo, familiar o pareja) que genera densidad en el ambiente. Esto es parte del oficio, no todo es ni será color de rosas, hay que aprender a ser profesionales y manejar estas situaciones.

En pocas palabras: no prohibir a las modelos ir acompañadas, ellas siempre son dueñas de esa decisión. Lo más importante es que ellas se sientas cómodas y sobre todo, seguras, al trabajar con nosotros.

2. No insistas en hacer fotografías que tu modelo no quiera

Respeto, clave, esencial. Si una modelo te expresa que no quiere hacer -por ejemplo- desnudos fotográficos, ahí se acabó la conversación, manipular, presionar, e insistir para lograr hacer fotos que ella quiere evitar es violento. Nunca lo hagan, y tengan en cuenta que esto no se aplica sólo al ejemplo mencionado, ¿a qué te refieres Mat?

Simple: si la chica con la que estás trabajando te expresa que se siente incómoda con algún tipo de pose que tú quieres que haga, o una expresión facial, vestimenta, lugar, dinámica, etcétera. Tu deber es escucharla, y asegurarle que mientras ella no quiera hacer algo, no se hará, punto.

Es importante que entiendan algo, sea una sesión de fotos en colaboración (sin dinero de por medio), o una sesión pagada con una modelo profesional, nunca olviden que están tratando con una persona, y que la tranquilidad de ella es una de las cosas más importantes a tener en cuenta. Si quieren evitar situaciones incómodas o de este tipo, conversen con la modelo previamente, muéstrenle referencias de poses y tipos de fotos, explíquenle en detalle todas las intenciones fotográficas que tienen en mente, nunca le mientan a la modelo sobre sus intenciones, no abusen de la situación de vulnerabilidad a la que ellas se exponen para manipularlas y hacer cosas que no se acordaron previamente.

En pocas palabras: respeta los deseos de tu modelo en todo momento. No insistas, si te dicen que no, es no y punto.

Que NO hacer en una sesión de fotos

3. Nunca toques a tus modelos

Este punto lo mencioné en mi artículo sobre cómo hacer fotos de desnudos con mujeres, pero lo vuelvo a repetir: respeta el espacio personal de tu modelo, no hay razón alguna para que toques el cuerpo de la chica que está frente a tu cámara, menos si son sus partes íntimas.

Incluso si la modelo te pide que la muevas, evítalo, hay muchas formas de ayudarla a posar que no implican contacto corporal; mostrarle referencias fotográficas, explicarle con palabras (duh), o hacer la pose tú mismo para que ella la imite.

En las únicas situaciones en que puedes tocar a las modelos es cuando ellas te hayan dado expresamente el consentimiento para hacerlo, ¿a qué me refiero con esto?, que te lo hayan pedido directamente y no exista otra forma de ayudarlas.

En pocas palabras: ver, no tocar. Evita el contacto físico, evita confusiones y evita incomodar a tu modelo. Incluso si te lo piden, busca otras formas para ayudarlas.

4. Nunca ofrezcas alcohol, drogas o cualquier otro tipo de sustancias

Quiero ser tajante con este tema. Usar alcohol, drogas u otras sustancias para “relajar” a la modelo, está mal, y habla pésimo de ti como fotógrafo. Nuevamente, si la modelo quiere fumar, o beber alcohol, es su decisión, no debe ser fomentado ni propuesto por ti.

¡Pero así se relajan más rápido y hacemos la sesión más cómodos!, a ver, primero: hacer una sesión con una modelo “borracha o drogada” no es una forma profesional de hacer fotos. Segundo, si quieres que tu modelo se relaje, crea un ambiente cómodo, seguro y amigable, ¿cómo?, limpieza, buena música (pregúntale qué quiere escuchar), buena temperatura, conversación amigable, y respeto.

La anterior, es la única forma correcta de relajar a tus modelos, el uso de sustancias externas (propuesto por ti) sólo es un reflejo de tu falta de trabajo y esfuerzo a la hora de crear un ambiente propicio para tu sesión de fotos. Nunca incentives el consumo de sustancias para facilitar tu trabajo, hazte cargo, esfuérzate y no habrá chica que esté incómoda en tus sesiones de fotos, todo lo contrario, se irán con una sonrisa en la cara y querrán volver a trabajar contigo.

En pocas palabras: No uses alcohol, drogas u otras sustancias para “relajar” a tu modelo. Cuida el ambiente, respétala, hazla sentir segura y se relajará, es parte de tu trabajo como fotógrafo lograrlo.

5. No asumas que tu modelo quiere tener relaciones sexuales contigo

Probablemente más de uno de ustedes se sorprenda con este punto, pero créanme que hay muchos “follógrafos” (o más bien cerdos) que asumen que porque la chica está posando sexy, poniendo caras sexys o está completamente desnuda, implica que quiere tener sexo o algún otro tipo de interacción con el fotógrafo.

Amigos (y amigas), no descarto la posibilidad de que efectivamente algo así pueda pasar, pero jamás asuman que el comportamiento sexy de su modelo tiene que ver con algo más que la sesión de fotos. No, nunca, never. Están haciendo fotos sensuales/eróticas/boudoir/desnudos, obviamente que la modelo actuará de forma sexy, en un 90% de las ocasiones.

Un consejo personal: si realmente les interesa la fotografía, dejen sus impulsos carnales de lado, no tiene nada de malo desear a una persona, pero sí está mal que te presentes como un fotógrafo profesional y estés deseando e intentando que todas las sesiones terminen en relaciones sexuales. Eso te convierte en un depredador, no en un fotógrafo. Si te interesa tu arte, debería ser mucho más fuerte que un impulso sexual.

Nuevamente, el concepto clave es el consentimiento, si tanto la modelo como el fotógrafo quieren hacer algo más (algo que, a nivel profesional, nunca recomiendo durante una sesión de fotos), pueden hacerlo, siguen siendo humanos. Pero eviten usar la sesión como camino para forzar estas situaciones, eso no sólo habla pésimo de ustedes como personas, en casos extremos los puede hasta convertir criminales.

En pocas palabras: no porque una modelo esté actuando de forma seductora, sexy o provocadora, implica que quiere acostarse contigo.

Que NO hacer en una sesión de fotos

6. No le niegues a la modelo la opción de mirar y eliminar fotos que le incomoden

Este punto va muy de la mano con el número 2 de esta lista. Si antes les dije lo importante de no presionar a las chicas a hacer cosas que no quieren, ahora les mencionaré la importancia de darle la opción a la modelo de revisar y eliminar fotos si así lo desea.

Sé lo que dirán, yo soy el(la) fotógrafo(a), son mis fotos, yo debería ver qué se borra y qué no. Ok, puedo entender la idea, sin embargo, no olvidemos que una sesión de fotos es una interacción entre dos o más personas y la modelo, tiene todo el derecho de solicitarte que elimines fotografías que puedan resultarles incómodas (sobre todo si consideras la posibilidad de exponer dichas fotografías ante millones de personas en internet).

Los invito a sentarse con la modelo y revisar cada fotografía, mostrarle los avances y escuchar su feedback, abrir los oídos ante sus palabras y respetar su decisión de eliminar fotos. Todo se puede conversar, quizás a través del diálogo pueden encontrar una pose que los deje a ambos felices. No porque la modelo quiera eliminar una foto, implica que insulta tu trabajo o no respeta tus conocimientos, es sólo una persona (igual que tú, con inseguridades, defectos y virtudes) que quiere cuidar su imagen ante ella misma, tú y el resto del mundo.

En pocas palabras: respeta la decisión de tu modelo, lleguen a acuerdos donde ambos estén contentos con el resultado, la sesión de fotos es un trabajo en equipo, y todos tienen algo que decir al respecto.

7. Nunca grabes las sesiones sin el permiso de tu modelo

Esto es un delito, si estás haciendo una sesión de desnudos, sensual, erótica o boudoir y sin avisarle a tu modelo, estás creando material audiovisual con intenciones comerciales, o personales, estás generando material pornográfico ilegal.

Si tienes intenciones de hacer un video de tu sesión de fotos, esto debe estar acordado con la modelo antes del día de las fotos, no durante, ni después. Bajo ningún punto de vista es correcto grabar a una persona desnuda o semi desnuda sin su consentimiento.

8. No uses fotos que tu modelo te haya pedido eliminar

Si ignoraste completamente el punto anterior, y no eliminaste ninguna de las fotos que la modelo te pidió eliminar y decidiste, más encima, publicarlas sin su consentimiento, estás mal y debería darte vergüenza.

Las modelos no son objetos, son personas, y su imagen personal es tan importante como la tuya. Pasar a llevar las decisiones de quien trabajó contigo es una falta de respeto y criterio enorme, es violento.

Sé un fotógrafo profesional y brillarás, destacarás entre muchos otros, tu trabajo hablará por ti y las mismas modelos se convertirán en tus aliadas a la hora de seguir creciendo y mejorando como creativo.

Que NO hacer en una sesión de fotos

9. No uses las fotos para manipular a tu modelo

Esto es sentido común, y el sólo hecho de estar escribiéndolo acá habla de lo mal que puede llegar a estar esta industria. Si contara cuantas veces las modelos me han dicho que “fotógrafos” han usado las fotos para amenazarlas, manipularlas o extorsionarlas, me extendería durante cientos de párrafos.

Nuevamente, esto es un delito, si lo has hecho, eres un criminal y espero que algún día pagues por ello.

10. No fotografíes a menores de edad de forma sexual, sensual o erótica

Otra vez, esto es un delito, incluso si la menor está de acuerdo, incluso si te insiste, incluso si te dice que tiene el permiso de sus padres, incluso si se ve mayor a su edad, incluso si te dice que ha hecho desnudos cientos de veces antes, incluso si sus perfiles online están repletos de desnudos o imágenes sugerentes, nada de lo anterior te valida para hacer fotografías eróticas, sensuales o de desnudos con una menor de edad.

Estimados(as), no sean idiotas, cuiden su trabajo, y cuiden a sus colegas las modelos. Es responsabilidad de todos hacer de este tipo de fotografías un lugar seguro tanto para fotógrafos como para modelos.

Que NO hacer en una sesión de fotos

Conclusión

La fotografía erótica, sensual, de desnudos o boudoir es hermosa. Debe ser una experiencia increíble tanto para el fotógrafo como para la modelo, pero para que esto sea así, siempre hay criterios mínimos que todos debemos tener en consideración, tanto quienes estamos detrás de la cámara, como quienes posan frente a ella.

No validen a fotógrafos que violenten a sus modelos, no validen a depredadores que se hacen llamar fotógrafos, no validen prácticas nocivas y dañinas, no sean criminales, no sean una mancha más en esta industria, conviértanse en estandartes, guíen con el ejemplo y serán exitosos.

Si les gustó este artículo, los invito a compartirlo en sus redes o con sus conocidos, es tarea de todos hacer de la fotografía un espacio seguro, es tarea de todos denunciar malas prácticas y cuidar a quienes el día de mañana podrían ser víctimas de abusadores sin criterio, delincuentes, depredadores.

Y ojo, si bien yo trabajo exclusivamente con mujeres, esto se aplica para todas las partes por igual, seas fotógrafa que trabaja con hombres (o mujeres), el mensaje es para todos.

¡Nos leemos en una próxima ocasión! Y recuerden seguirme en Instagram.

Sobre Mí

Mi nombre es Matías, mejor conocido como Mat. Saco fotografías desde hace más de 6 años. Me dedico específicamente a la fotografía boudoir, sensual, erótica y de desnudo artístico. MQV Studio es mi proyecto personal y busca compartir mi trabajo y crear una comunidad en torno a la sensualidad femenina natural.

0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios