La Isa tiene uno de esos ojos que nunca olvidas. Recuerdo que su tonalidad era tan distinta a todo lo que había visto antes, que no pude evitar fotografiar su rostro en cada ocasión que tuve. Lo más interesante de esta sesión, es que el teñido de su pelo combinaba perfectamente con su mirada, y su piel blanca contrastaba perfectamente. Esta sesión la hice durante el verano del año 2017, enero, si no me equivoco, y posterior a esto ella se fue a vivir a Valdivia.

Para ver la galería debes registrar tu cuenta gratuita (aquí). Con ella podrás acceder a esta y todas las galerías gratuitas disponibles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *